¿Comprar vivienda nueva o rehabilitar una de segunda mano?

Es una de las preguntas que se hace cualquier persona que quiera comprar una casa: ¿cuál es la mejor opción: casa nueva o usada para reformar? La respuesta no es sencilla y depende de muchos factores.

Obviamente, comprar una casa nueva es la solución más sencilla, pero a menudo más cara. Por supuesto, tampoco reformar una vivienda usada es la panacea, pero como nos informan desde la firma de reformas integrales vigo es una opción cada vez más habitual. En un mercado inmobiliario que vuelve a agitarse como no hace demasiado tiempo.

Efectivamente, nos encontramos ante un mercado efervescente con algunas situaciones paradójicas: en algunos barrios de grandes ciudades la demanda de vivienda nueva es superior a la oferta con lo que la opción de comprar para reformar gana enteros.

El problema que ven muchas personas en esta opción es la dificultad de conseguir una reforma que ofrezca por un lado eficacia, que cumpla los plazos y que presente una buena relación calidad/precio. Pero desde la firma reformas integrales vigo nos tranquilizan: se puede hacer una reforma integral de una casa de segunda mano y tener la vivienda de nuestros sueños. Pero eso sí, antes de lanzarse a comprar y reformar, debemos tener en cuenta una serie de claves.

Para empezar, debemos analizar bien el mercado y saber qué punto está. En ocasiones, es mejor esperar un poco antes de comprar debido a las fluctuaciones de precios. También conviene tener claro nuestro presupuesto total, que incluya la compra de la casa y el coste de la reforma. Por otro lado, hay que calcular el tiempo que tendremos disponible. En algunos casos, las reformas corren prisa porque al comprador quiere mudarse cuanto antes. En otros, casos, la reforma puede hacerse con más calma y sin agobios por los temibles contratiempos.

Una vez que compremos la casa, es el momento de sondear a varias empresas de reformas para que nos guíen en relación a la rehabilitación que queremos hacer, entregándonos presupuestos de referencia.

En definitiva, comprar para reformar requiere tiempo de organización pero a la postre es un opción rentable si se hacen bien las cosas.

¿Cómo se usa un destornillador?

Sabía que algún día iba a necesitar esa experiencia que me negué a adquirir, pero por aquellos tiempos prefería leer, jugar o, simplemente, mirar para otro lado. Mientras mi padre y mi hermano hacían las obras de casa, yo asistía a sus esfuerzos sin prestar mucha atención. Era el hermano pequeño, el más consentido, todo eso que se suele decir. Y la verdad es que nunca me pusieron una pistola en la cabeza para ayudar a mi padre en sus proyectos de bricolaje.

Y decía yo que algún día iba a necesitar esa experiencia. Estaba claro, a todo el mundo le llega un momento en su vida en la que se encuentra con una casa que necesita algún tipo de arreglo: desde cambiar un simple enchufe hasta tirar una tabique abajo. Y también llega el día en el que uno tiene que comprar tacos para tornillos, en el que conoces una de esas grandes superficies dedicadas al bricolaje y la construcción.

Treinta y pico años me llevó coger mi primer destornillador entre las manos. Pensaréis que es una broma… pues no. A ver, yo conocía (a nivel teórico) el funcionamiento de un destornillador, pero nunca había tenido que usarlo. Y entonces te enfrentas a tu primera prueba de fuego: montar una mesita de noche de esas que vienen ahora desmontadas y las instrucciones sin una sola palabra, solo con dibujos…

En esas instrucciones siempre aparece el dibujo de un tipo llamando por teléfono si tiene dudas para montar el mueble en cuestión. Pues cuando me pongo manos a la obra siempre acabo tentado a llamar por teléfono y decir: “verán, es que soy un inútil, no puede venir alguien a montarme la dichosa mesita”. “Ir, pueden ir, pero le costará más que la mesita”. “Bueno, pues entonces déjelo, ya me las apaño… o no”.

Pero ir a Comprar tacos para tornillos no está tan mal, entras en esas superficies tan bien iluminadas con tantas cosas: hasta 30 escobillas del baño… todo a lo grande. Y uno fantasea con dejar la casa como en las revistas de diseño. Pero luego uno despierta del sueño cuando recuerda que no prestó ninguna atención a su padre ‘bricoman’…

Zonas a las que se aplica una lipoescultura

Es una de las operaciones más demandadas en cirugía estética gracias a sus casos de éxito y a la satisfacción generalizada entre los pacientes. Hablamos de la liposucción que sigue atrayendo a muchas personas que quieren moldear su figura eliminando los depósitos de grasa del cuerpo. Pero, ¿sabes dónde se puede aplicar una lipoescultura?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cualquier tipo de intervención de cirugía estética debe ser aconsejada por un profesional. Aunque conozcamos a alguien que haya sido sometido a una liposucción con éxito y nosotros queramos seguir el mismo camino, antes hay que consultar a un profesional titulado.

Precisamente será el profesional el que nos indique las zonas en las que considera que la lipo puede ser más efectiva. En líneas generales, la liposucción caderas y la del abdomen es la más habitual entre las mujeres. Tanto las caderas como el abdomen son dos zonas en las que se suelen acumular depósitos grasos en las mujeres. La liposucción es una práctica habitual en estas zonas con una elevada tasa de éxito.

Así mismo, los muslos, los brazos o las nalgas son otras zonas donde también se suelen aplicar esta intervención entre las mujeres. Por último, aunque menos habitual, también las rodillas, las mejillas o el cuello pueden pasar por un lipo.

Entre los hombres, que son, aproximadamente, entre un 15% y un 20% de las operaciones, la liposucción es más habitual en el abdomen y el pecho. Hay que recordar, en este sentido, que muchos hombres han ido perdiendo ese tabú hacia los tratamientos estéticos y, particularmente, hacia las intervenciones quirúrgicas para mejorar el aspecto físico, como demuestran las diferentes estadísticas.

¿Existen muchas diferencias en la aplicación de la liposucción dependiendo de la zona del cuerpo? En general, el procedimiento es muy similar y no hay que tener cuidados diferentes independientemente de si es una liposucción caderas o abdomen.

Aunque la liposucción es una intervención quirúrgica y requiere tiempo de reposo, si seguimos las indicaciones del equipo médico-estético, en pocas semanas podremos hacer vida normal sintiéndonos más saludables y con un aspecto físico renovado.

Vida consumista

En los días en los que vivimos, estamos condenados al consumismo por todos lados hay ofertas amazon que nos invitan a gastar nuestro dinero en cualquier cosa que se les ocurra meternos por los ojos a los que idean los productos.

Está claro que los anuncios de la televisión son los mayores culpables de que se conozcan los productos que consumimos y que compramos a diario. Y lo más preocupante es que mucha gente cree que gastando en más y más cosas serán más felices, y es completamente al contrario, cuantas menos cosas tengas por las que preocuparte seguro que serás mucho más feliz y alegre.

Vayamos a donde vayamos nos bombardean con distintas promociones o ofertas para que sigamos consumiendo sin cesar, es cierto que hay algunas veces que es inevitable tener que gastar el dinero comprando cosas nuevas pero por lo menos yo intento que las cosas me duren el mayor tiempo posible, para así tener que gastar lo mínimo posible, porque ir de compras sobre todo de ropa no me gusta nada de nada, sólo pensar que tengo que ir a comprar ropa me pongo malo.

Por lo contrario hay muchísima gente a la que le encanta ir de compras y despilfarrar el dinero, lo más gracioso es que entre los que más les gusta ir de compras son amas de casa que no tienen trabajo, y como no saben lo que cuesta conseguir el dinero les da igual a la hora de gastarlo, pero mientras sus maridos se lo consientan lo seguirán haciendo.

Es innegable que vivimos en una sociedad de consumo en la que si no te gastas el dinero en vanalidades parece que eres tú el raro, pero no tú eres el normal, lo que no es normal es ir de compras por ir, sólo se debería ir de compras cuando las necesites y no comprar nada que no hayas pensado comprar antes de ir a la tienda, si no al final te acabas volviendo loco porque hay un montón de cosas que si tuvieses mucho dinero te las comprarías pero cada uno tiene que hacer frente a sus necesidades.

La última partida de mus

Recuerdo cuando mi madre me comentó, casi susurrando, que el vecino del sexto debía tener Alzheimer. En aquel momento no pensé mucho más en el asunto, pero años después, cuando volví a coincidir con el hijo de aquel hombre, todo volvió a mi cabeza. “Qué duro debe ser cuidar a una madre o padre con Alzheimer”.

Coincidí con el chaval a la salida de un Centro de dia centro Madrid y nos pusimos a hablar. Como hacía tiempo que no nos veíamos fuimos a tomar un café y me contó su historia: “Todo empezó con el mus. Félix, que así se llama el hombre, era un gran aficionado del mus. Cuando se jubiló acudía casi todo los días a jugar al bar de la esquina donde le esperaban sus amigos. Era un gran jugador, muy respetado en el bar. Pero entonces empezó a fallar y los otros jugadores comenzaron a reírse de él. Un día lo comentó en casa y fue la primera alarma.

Lo llevamos a hacer algunas pruebas pero dieron negativo. Entonces un día llegó a casa diciendo que era la última vez que jugaba al mus en ese bar. Era evidente que últimamente estaba olvidándose de las cosas y no parecía el mismo, así que acudimos a otro especialista. Y él afirmó que al 95%, nuestro padre estaba en las primeras fases del Alzheimer. Fue un gran golpe”.

No pude evitar, entonces, pensar en mis propios padres. Ellos son mayores y también pueden ser golpeados por esta cruel enfermedad. Y le pregunté algunas cosas por si me fueran necesarias para el futuro. Quise saber cómo le estaba afectando a él y si contaba con ayuda.

“Le llevamos a ese Centro de dia centro Madrid del que me viste salir”, me dijo. “Es una de las mejores opciones, sobre todo si trabajas y no tienes ningún familiar que se pueda encargar de él en horario laboral. A mí me afectó mucho al principio, obviamente, pero rápidamente me di cuenta de que había que delegar y no asumir más carga de la que una persona puede soportar. Si el cuidador no se cuida bien, no puede cuidar a nadie”, me dijo con una sonrisa. Gran frase.

Los coches de segunda mano, la mejor opción para tu segundo vehículo

Son muchas las razones por las que un segundo vehículo puede ser necesario en la vivienda. Quizás porque alguien más ha comenzado a trabajar y lo necesita para sus desplazamientos diarios, o porque los hijos ya tienen carnet de conducir y quiere poder utilizar un coche de vez en cuando.

Pero un vehículo supone una serie de gastos que hay que tener en cuenta, como son el seguro obligatorio, el pago del rodaje y también el consumo de gasolina, además de las posibles reparaciones que haya que realizar. Por eso, pagar una alta cuota todos los meses para adquirir un coche nuevo puede no ser la mejor opción para la economía familiar.

Si buscas coches segunda mano verás que fácil es encontrar todo tipo de modelos y tamaños para que se adapten exactamente a lo que se está buscando. Los hay con muchos años ya encima pero que están bien conservados y que pueden ser perfectos para hogares en los cuales este segundo vehículo va a tener un uso más bien pobre.

Pero también podrás encontrar coches seminuevos que casi no se diferencien respecto a comprarlos de primera mano, pero cuyo precio va a ser bastante inferior respecto a adquirirlo sin matricular. Estos coches pueden proceder, por ejemplo, de embargos. Son coches con muy poco tiempo que el cliente no ha pagado y que les es retirado y que se vuelven a poner a la venta pero por un valor muy inferior.

Aunque el mercado de segunda mano de vehículos diésel siempre ha sido el más demandado, con las malas propagandas que estos motores están recibiendo últimamente han perdido ventas, aunque todavía siguen gozando de mucho éxito porque consumen menos y además el precio del combustible sigue siendo algo menor, aunque ya no son las diferencias de otras décadas.

Los coches más difíciles de localizar de segunda mano son los híbridos, ya que son vehículos caros, de gama alta y que están ofreciendo en general muy buenos resultados, por lo que sus propietarios no suelen deshacerse de ellos con facilidad. Pero de vez en cuando aparecen algunos de estos coches y suponen una interesante compra ya que son los motores del futuro, ahorran muchísimo en consumo y al comprarse de segunda mano se ahorra dinero, aunque siguen siendo vehículos muy cotizados y que no se deprecian tanto como otros modelos.

El boom de los productos ecológicos

Al lado de mi casa han abierto un supermercado ecológico y a la vuelta de la esquina hay otro súper que tiene un apartado especial de productos ecológicos. El otro día estábamos haciendo la compra y un niño de unos diez años no paraba de preguntar a su madre: “mamá, ¿esto es ecológico? ¿Y esto?”. El niño estaba obsesionado con los productos ecológicos, a buen seguro que porque sus padres los suelen comprar.

En nuestro caso, lo ecológico no llega a la obsesión pero sí mostramos interés hacia esta tendencia del mercado alimentario. El otro día, por ejemplo, sorprendí a mi mujer leyendo las  propiedades de la leche de avena debido a las ‘presiones’ de algunos compañeros de la oficina.

Según me cuenta hay un grupo de compañeros bastante jóvenes que llevan siempre comida ecológica y que casi compiten entre sí para ver quién lleva el plato más raro… y ecológico, por supuesto. El tofu es el nuevo pollo y las algas la nueva lechuga. Se sienten mejor comiendo así y algunos compañeros que se meten una hamburguesa de carne de vacuno entre pecho y espalda les miran con cierto recelo y piensan: “¿cómo pueden estar tan felices con una ensalada de tofu, con la mal que sabe?”.

Un día mi mujer llegó a casa diciendo que teníamos que ir corriendo a ese supermercado ecológico que hay al lado de casa. Se supone que, desde un punto de vista legal, los productos ecológicos deben llevar un logo que atestigüe que lo son. De esta forma, se asegura que no han sido usados productos químicos en su elaboración. Eso es lo que me dice mi mujer cuando me habla maravillas de las propiedades de la leche de avena. Sí, ella también ha dejado la leche de vaca porque es lo peor de lo peor.

¿Son realmente más sanos los alimentos ecológicos? Según la OCU, no hay evidencias científicas de que sean mejores, ni peores. Lo que está claro es que es un negocio al alza que tiene obnubilados a millones de personas en todo el mundo y que, no cabe duda, irá a más en los próximos años.

Mejor que sobre que no que falte

Los modos de vida están cambiando con rapidez. Cada vez hay más personas que deciden vivir de forma independiente y no emparejarse. Los ‘singles’ se enorgullecen de sentirse libres, de hacer lo que quieren cuando quieren y de tener la casa para ellos solos, sin tener que rendir cuentas a nadie.

La mayoría de mis amigos son ‘singles’ convencidos, y de vez en cuando me toca pasar una velada en sus casas. Hay varios puntos en común en la mayoría de ellas. Por ejemplo, la alergia a tener cubiertos de sobra. Está claro que mis amigos no son fans de las  tiendas menaje hogar. Es posible que alguno no haya pisado nunca una tienda de este tipo, al menos esa es la sensación que me queda cuando voy a comer  a sus casas.

El otro día quedamos en casa de un amigo para ver un partido de fútbol. Todo un clásico entre amigotes españoles. Por h o por b, resulta que al final casi todos se dieron de baja en el último momento y me tocó estar solo con mi amigo en su casa. Pedimos comida india para cenar y cuando llegó el momento de poner la mesa, sorpresa… No había suficientes tenedores. Esto es, solo había un tenedor. Por supuesto, nos echamos unas risas pensando en qué hubiese pasado si todos los que decían que iban a venir hubiesen acudido realmente a la cita.

Cuando llegó el momento de explicarse, me dijo que no lo había pensado, que creía que pediríamos unas pizzas o hamburguesas o algo así y que no serían necesarios los cubiertos… Que cuando llegó a esa casa no había nada, ni un plato siquiera, así que compró lo mínimo necesario para luego no tener que cargar con más de la cuenta cuando tuviese que hacer las maletas otra vez.  

Entonces le comenté si había alguna tiendas menaje hogar cercana para comprar un tenedor, por lo menos… Pero su solución fue diferente: me cedió a mí él único tenedor disponible, y él se decidió a comer con una cuchara. Para otra vez, pedimos pizzas…

¿Compensa tener ADSL y móvil en la misma compañía?

Quizás hayas hecho las cuentas de lo que pagas por el ADSL en tu domicilio y por el móvil y te hayas dado cuenta de que la cantidad es excesiva para los precios que actualmente hay en el mercado. En este caso, el consejo es que comiences a comparar las ofertas, pero buscando la mejor tarifa adsl móvil en conjunto.

Los packs son la manera más económica de contratar ADSL y línea móvil. Normalmente, esto incluye también una línea de fijo y puede añadir oferta de televisión. Cuantas más cosas incluya el pack más económico saldrá respecto a contratar cada una de ellas por separado.

Si en la familia hay varios teléfonos móviles, algo muy habitual, suele ser muy interesante incluirlos todos en el pack, ya que alguna de las líneas puede salirnos prácticamente gratis o a precios muy reducidos. Esto pasa especialmente con los teléfonos de los niños que no los usan a diario, sino solo en ocasiones en los que queremos tenerlos localizados o con los de los adolescentes, que usan mucho más los sistemas de mensajería que van por Internet que las llamadas de voz.

Otro de los motivos por los que compensa tener todo en una misma compañía es por la presión que puedes hacer a la hora de negociar un precio mejor por el producto. Una vez que se acaba la promoción inicial los precios suelen ser bastante elevados al no tener ningún tipo de oferta. Una vez que se acaba la permanencia y somos libres para irnos a otra compañía es el momento de negociar.

Cuando llamas para pedir que se te haga un precio mejor o te irás a otra compañía no es lo mismo hacerlo amenazando con llevarte una línea de móvil básica que si lo haces amenazando con llevarte un ADSL y varias líneas de móvil.

Aquí puedes conseguir un mejor precio por todo el conjunto y, además, negociar que la promoción no implique mayor permanencia, o al menos que permanencia y promoción acaben al mismo tiempo para poder, nuevamente, negociar un buen precio al finalizar la misma.

Actualmente, las compañías están aprendiendo a mimar a los clientes que ya están con ellas y por eso suelen dar buenos precios para evitar que se marchen, especialmente cuando se trata de packs en los que siempre es más fácil negociar precios y tarifas.

Planifica tu campaña publicitaria por teléfono

Las campañas publicitarias a través del teléfono siguen teniendo mucho éxito. Parte de este depende de tener una buena base de datos, con números muy filtrados de personas que puedan tener un interés en el producto que se va a ofrecer. Estos datos, en algunos casos, se obtienen de los clientes de la empresa. Personas que han comprado un producto en el pasado y que pudieran estar interesados en volver a comprar en el futuro. Pero también se pueden conseguir de otras maneras externas a los datos propios de la empresa.

Una manera de conseguir estas bases de datos es a través de Internet, ofreciendo el producto en una página y pidiendo a las personas interesadas que dejen sus datos para contactar con ellos. Esta es una manera directa de hacerse con los datos y la que mejor resultado da, pero muchas veces, son pocas las personas a las que llega el ofrecimiento y se acaban anotando.

Otra de las maneras de conseguir teléfonos de posibles interesados en un producto es mediante encuestas. Es una de las formas más habituales de hacerse con teléfonos más o menos filtrados. Se realiza un sorteo de algo muy atractivo entre todas las personas que respondan a una encuesta y en esta encuesta se hacen preguntas orientadas a conocer si esa persona podría estar interesada en un servicio o en un producto determinado.

Las personas que responden positivamente a las preguntas para tal fin pasan a formar parte del fichero, mientras que aquellas que no muestran interés no se integran. De este modo, la base de datos es siempre de gente que ha mostrado cierto interés en lo que se oferta.

Muchas empresas se dedican a realizar este tipo de encuestas, en las que hay muchas preguntas. De estas encuestan sacan bases de datos para diferentes clientes: inmobiliarias, empresas de reformas, ventas de electrodomésticos… Estas empresas pagan por esos datos y así tienen candidatos para ser llamados.

Para realizar este tipo de llamadas se suele recurrir a uno de los servicios de call center madrid. La razón es evidente, son personas especializadas en este tipo de trabajos y que, por tanto, sabe cómo vender el producto de una manera profesional. Además, pueden destinar a tantas personas como necesitemos para la campaña. Esto sería imposible si hubiera que contratarlas a todas y habilitarles un espacio en la empresa para llevar a cabo este tipo de trabajo.