REGALAR ROPA ES MEJOR QUE REGALOS

Los niños de hoy en día tienen de todo, por lo que he decidido que en los cumpleaños de los hijos de mis amigos les voy a regalar ropa, que es lo que me regalaba a mí la madre de uno de mis amigos del colegio, era algo que no es que me encantase pero por lo menos le daba mucha más utilidad que a la mayoría de los regalos que recibía en mi cumpleaños. A los niños a lo mejor no les hace mucha ilusión pero tienen que entender que no se les va a regalar siempre lo que quieren, aunque si les empiezo a regalar ropa al principio me van a mirar raro, pero es lo que hay.

 

Con las niñas lo tengo un poco más complicado porque tienen mucha más ropa que los niños y cada una tiene sus propios gustos que no son iguales entre unas y otras, lo que a una le puede encantar a otra le puede horrorizar. Además, algunos padre van a tener que buscar en internet una página en la que Comprar Armarios para niños online dada la cantidad de ropa que tienen sus hijos. Tengo una pareja de amigos que tienen dos hijas y casi cada fin de semana su madre le sigue comprando más y más ropa, no se da cuenta de que ya tienen más que suficiente, seguro que más de la mitad de la ropa que tienen la usan una vez y se les olvida que la tienen. No creo que sea bueno para las niñas tener tanta ropa, pero como a la madre no se le puede decir nada porque como se lo digas se pone hecha una hidra y no hay quien la aguante, por eso cuando voy a su casa no doy muchas opiniones porque normalmente acabamos discutiendo por nada. A esas niñas por ejemplo no les puedo regalar ropa, ya que seguro que su madre me la tiraría a la cara por el mero hecho de que no les gustaba.

 

Aún así creo que estoy en los correcto cuando pienso en regalar ropa a los niños en sus cumpleaños.

Genios, pesados e hipocondriacos

No soy hipocondríaco pero conozco bastantes personas con ese trastorno: es el miedo a padecer enfermedades, generalmente graves y/o mortales. Este miedo a menudo puede transformarse en ansiedad y ocasionar trastornos reales que no tiene que ver con la enfermedad que atemoriza al hipocondríaco. Una paradoja que se hace visible en muchas personas.

Uno de los primeros hipocondriacos que conocí fue a Woody Allen… no le conocí directamente pero casi: sus películas son tan autobiográficos que es como un amigo. Escucharle hablar por teléfono y decir a su psiquiatra: “necesito una cita, he notado que tengo carcinoma de estomago”, no tiene precio… siempre, claro está, en un contexto humorístico.

Es muy habitual que en sus películas los personajes que interpreta tengan algún conato de enfermedad o alguna paranoia vinculada a algún trastorno grave. Y luego la cosa nunca pasa a mayores. Allen puede resultar entrañable en sus películas pero estoy convencido de que no lo es tanto en la vida real… como el resto de hipocondriacos. Porque los hipocondriacos pueden resultar muy pesados, hasta el punto de que la enfermedad le sale a uno, solo de de escucharles…

Y luego están los médicos que le confunden a uno con un hipocondriaco. Una vez fui a mi médico de cabecera porque creía que tenía un problema. No, no se trataba de temor a padecer carcinoma de estomago, sino algo más habitual y menos grave. Y no era un temor. Lo había analizado de forma racional, contrastado con información que había obtenido en internet (que puede ser un arma de doble filo, es verdad) y me presenté en la consulta, diciendo: “tengo esto”.

La doctora, desde el principio, no me hizo mucho caso. Solicitó una prueba a regañadientes y en esta no se vio nada. Pero yo sabía que tenía algo. A pesar de todo, me llegué a sentir un poco Woody Allen, porque nadie me hacía caso, incluso con datos médicos. Logré mantenerme tranquilo pero decidido, se trataba de mi cuerpo y yo sabía lo que había. Al final, se hizo una segunda prueba, y luego una tercera, y al final yo tenía razón. Fue mi época de judío neoyorquino vagando por los pasillos de los hospitales pidiendo un poco de atención…

CADA VEZ LOS HACEN MEJOR

El mundo de los teléfonos móviles es todo un misterio nunca se sabe como van a ser los siguientes, al principio cuando empezaron los teléfonos eran por lo general bastante grandes por no exagerar mucho. Unos años después empezaron a hacerlos un poco más pequeños aunque todavía no demasiado, hasta que llegó el momento en que cuanto más pequeños eran más valorados estaban y más dinero costaban. Lo que son las cosas, ¿quién nos iba a decir que los teléfonos de hoy en día serían tan grandes? en comparación con los teléfonos de antes los móviles de hoy en día es por lo menos diez veces más grande, también hay que tener en cuenta que antes no utilizabamos los móviles para ver vídeos y cuanta más grande sea la pantalla mejor se verán las cosas que vemos.

 

Pero lo que sí que ha cambiado es que los teléfonos de antes resistían mucho mejor los golpes que los móviles a los que ahora estamos acostumbrados, no es nada inusual ver móviles con las pantallas rotas, mucha gente rompe las pantallas de sus teléfonos casi el día que los estrenan, y después de eso es cuando se piensan en hacer un seguro de telefono movil, pero ya es tarde, eso hay que pensarlo en el momento en el que te compras el teléfono móvil nuevo.

 

Pero lo que es claro es que los teléfonos que usamos hoy en día son mucho mejores que los que usábamos hasta no hace muchos años, nuestros nuevos teléfonos tienen muchas más funciones de las que nos hubiésemos pensado cuando llegaron los primeros teléfonos móviles y con todas las aplicaciones para diferentes cosas que nos podemos descargar han mejorado mucho el entretenimiento de los usuarios.

 

Eso sí, pero lo que también está muy claro es que los teléfonos que tenemos ahora nos están haciendo que nos volvamos mucho más introvertidos, la gente va por la calle embobada viendo las pantallas de sus móviles sin importarles lo más mínimo lo que les rodea. Eso no creo que nos convenga mucho, es más creo que es algo que deberíamos de remediar.

Cocina un delicioso arroz con pollo en tu olla GM

Qué complejo resulta a veces cocinar platillos completos que amenicen poco tiempo. Pero si ya conoces los productos sofisticados de nuestra cocina, sabrás que la olla GM programable llegó para quedarse. Gracias a su sistema de alta cocina puedes preparar desde platos fuertes hasta deliciosos postres en poco tiempo y todo a la perfección.

Es por ello que en esta oportunidad te traemos una receta maravillosa para que pongas a prueba esa potencia y elegancia que solo la olla GM puede brindarte en la cocina.

Para este rico plato necesitarás los siguientes ingredientes: 1 pechuga de pollo, 500 gramos de arroz integral, media berenjena, medio pimentón rojo, medio pimentón verde, medio pimentón amarillo, 1 litro de consomé de carne o pollo, tres dientes de ajo, 4 cucharadas de tomate frito, 1 cucharada de pimiento rojo en polvo, y aceite de oliva.

Empieza programando la olla GM en sofreír por unos 10 minutos a 180 grados de temperatura. Agregamos el aceite de oliva y añadimos las verduras cortadas en cuadritos pequeñitos. Debes estar pendiente de lo que se sofría, ya que este tipo de verdura no lleva tanto tiempo en cocción y se pueden quemar.

Una vez haya pasado el tiempo en la olla GM, ella te indicará con su sistema de voz que está próximo a terminar la cocción, entonces procedes a machacar el ajo con una cucharadita de sal y formarás una especie de pasta que le añadirás al sofrito y la pechuga previamente lavada y cortada en cubos.

Cuando estén sellados, puedes agregar el arroz y el polvo de pimiento rojo para que tenga un colorcito bien atractivo. Remueve para que el pollo, el arroz y el sofrito se mezclen de forma uniforme y agrega una pizca de sal. Añade el litro de caldo, de tu preferencia y remueve unos segundos.

Añade el tomate frito y remueve. A continuación, puedes fácilmente programar la olla GM para la cocción del arroz. Para ello presionamos la opción de “arroz” y un tiempo aproximado de 20 minutos a una temperatura de 105 grados y tapamos.

El sistema inteligente nos mantendrá en alerta de que la preparación está casi lista. Una vez pase el tiempo podemos abrir la válvula para que salga el vapor y retirar la tapa de la olla. Verás que el arroz queda entero y no se deshace. Además, cocido a la perfección gracias al sistema integrado de la maravillosa olla GM.

comprar olla gm programable es facilitar el diarismo en la cocina, el sistema programable lo unifica todo y deja impecable las preparaciones.

No solo podrás hacer arroz con pollo, platos con más tiempo de preparación y realmente complejos. Postres, que estamos seguros que a tus invitados les encantará las distintas texturas y acabados que se puede lograr con este maravilloso sistema.

GRATIS ES LA PALABRA CLAVE

Parece que a la gente cuando les dices que pueden conseguir algo gratis es como si fuese una droga a la cual no se puedan resistir, siempre que se van al supermercado todo el mundo va buscando las ofertas que mejores precios tengan y si les regalan algo pues mucho mejor. Parece que se van para casa con una satisfacción total creyendo que han conseguido todo lo que han podido gratis, pero se equivocan ya que solo se llevan lo que el supermercado o alguna marca les dejan o ya tenían pensado.

 

Algunas marcas ofrecen unos sistemas de puntos con los cuales se pueden conseguir un montón de productos supuestamente de forma gratuita, pero no son gratuitos ya que ya te habías gastado el dinero en los productos con los que conseguiste los puntos, como con central lechera asturiana puntos que primero hay que comprar los productos de la central lechera asturiana para poder acceder a los puntos que podrás canjear por otros productos de la misma casa.

 

Y esto no sucede solamente en nuestro país creo que sucede por todo el mundo por igual, parece que lo de las cosas gratis debe de estar en nuestro adn, es saber que lo que no necesitas es gratis para de repente darte cuenta de que es algo imprescindible para ti o para algún conocido o familiar tuyo. Es un poco triste que con una cosa así de sencilla nos tengan dominados como si fuésemos unos corderitos, eso es porque somos demasiado simples. Creo que hay que dejar que nos influya la palabra gratis, alguna gente ya se ha dado cuenta de lo que están tratando de hacer con todos nosotros, si no les haces caso aunque escuches lo de gratis no tendrá ningún poder sobre ti, pero para eso hay que ser capaz de gastar lo justo y no comprar cosas a lo loco que a lo mejor ni tan siquiera te hacían falta. Pero para eso hace falta desconectar un poco de la civilización, una vez que te acostumbras a vivir con lo justo después no piensas en comprar cosas inútiles.

Cómo elegir la tarifa de datos que necesitas

Ya tienes tu equipo favorito. Ahora aprenderás cómo elegir la mejor tarifa en telefono de euskatel aprenderás en unos cuantos pasos la mejor manera de elegir la tarifa de datos que realmente necesitas para el correcto uso de tu servicio de telefonía móvil.

Lo primero es contestar ciertas preguntas con relación al celular ¿Qué función real cumple?, ¿En qué momentos lo utilizas?, ¿Cuál es la frecuencia de tu conexión?

Para el cálculo de la tarifa, es bueno determinar información como ¿Necesitas conexión diaria de Wifi en casa?, ¿o requieres permanentemente internet, aunque estés en la calle?, ¿eres usuario permanente de las redes sociales?

Así ubicas el uso real de tu internet, ahora es necesario conocer el consumo de datos de cada aplicación o servicio usado desde tu móvil, a continuación, un resumen comparativo de algunos:

  • WhatsApp: Es el servicio de mensajería por internet empleado por la mayoría. No consume muchos datos a menos que se use para envíos de fotos o vídeos.
  • E-mail: en promedio se consumen 100kb por cada e-mail que abras -sin descargar nada-, a ver si con esta información dejas de estar abriendo el correo cada 5 minutos; la mayoría se conforma con consultarlo un par de veces al día.
  • Las redes sociales: Todos queremos estar conectados, pero te sorprendería la elevada cantidad de datos que gastas mientras más veas fotos o vídeos.
  • Música: cuando escuchas música o cualquier grabación en línea, toma en cuenta que de esta manera se van 1,2 Mega bytes por minuto, lo que corresponde a 72 MB cada hora…
  • Llamadas en línea: claro todo depende la cuenta que uses (Viber, Skype u otro), para lo que se estima el gasto de 1MG por cada minuto de conversación.
  • Vídeos en línea: Cada minuto corresponde al gasto de 10MB.
  • Alertas: al configurar la sincronización de los servicios de alerta en tu celular, comprende que será un consumo mensual promedio de 5MB.
  • Cada página web consultada te gasta aproximadamente 1MB.
  • GPS: Ojalá que no tengas que ir muy lejos, porque este servicio consume alrededor de 1MB por cada 20Km.

Dependiendo del uso que determinaste al responder las primeras preguntas, ya es sólo cuestión de sumar, para saber, cuál es el plan de datos que vas a solicitar para el uso del internet en tu teléfono euskatel.

¿Comprar vivienda nueva o rehabilitar una de segunda mano?

Es una de las preguntas que se hace cualquier persona que quiera comprar una casa: ¿cuál es la mejor opción: casa nueva o usada para reformar? La respuesta no es sencilla y depende de muchos factores.

Obviamente, comprar una casa nueva es la solución más sencilla, pero a menudo más cara. Por supuesto, tampoco reformar una vivienda usada es la panacea, pero como nos informan desde la firma de reformas integrales vigo es una opción cada vez más habitual. En un mercado inmobiliario que vuelve a agitarse como no hace demasiado tiempo.

Efectivamente, nos encontramos ante un mercado efervescente con algunas situaciones paradójicas: en algunos barrios de grandes ciudades la demanda de vivienda nueva es superior a la oferta con lo que la opción de comprar para reformar gana enteros.

El problema que ven muchas personas en esta opción es la dificultad de conseguir una reforma que ofrezca por un lado eficacia, que cumpla los plazos y que presente una buena relación calidad/precio. Pero desde la firma reformas integrales vigo nos tranquilizan: se puede hacer una reforma integral de una casa de segunda mano y tener la vivienda de nuestros sueños. Pero eso sí, antes de lanzarse a comprar y reformar, debemos tener en cuenta una serie de claves.

Para empezar, debemos analizar bien el mercado y saber qué punto está. En ocasiones, es mejor esperar un poco antes de comprar debido a las fluctuaciones de precios. También conviene tener claro nuestro presupuesto total, que incluya la compra de la casa y el coste de la reforma. Por otro lado, hay que calcular el tiempo que tendremos disponible. En algunos casos, las reformas corren prisa porque al comprador quiere mudarse cuanto antes. En otros, casos, la reforma puede hacerse con más calma y sin agobios por los temibles contratiempos.

Una vez que compremos la casa, es el momento de sondear a varias empresas de reformas para que nos guíen en relación a la rehabilitación que queremos hacer, entregándonos presupuestos de referencia.

En definitiva, comprar para reformar requiere tiempo de organización pero a la postre es un opción rentable si se hacen bien las cosas.

¿Cómo se usa un destornillador?

Sabía que algún día iba a necesitar esa experiencia que me negué a adquirir, pero por aquellos tiempos prefería leer, jugar o, simplemente, mirar para otro lado. Mientras mi padre y mi hermano hacían las obras de casa, yo asistía a sus esfuerzos sin prestar mucha atención. Era el hermano pequeño, el más consentido, todo eso que se suele decir. Y la verdad es que nunca me pusieron una pistola en la cabeza para ayudar a mi padre en sus proyectos de bricolaje.

Y decía yo que algún día iba a necesitar esa experiencia. Estaba claro, a todo el mundo le llega un momento en su vida en la que se encuentra con una casa que necesita algún tipo de arreglo: desde cambiar un simple enchufe hasta tirar una tabique abajo. Y también llega el día en el que uno tiene que comprar tacos para tornillos, en el que conoces una de esas grandes superficies dedicadas al bricolaje y la construcción.

Treinta y pico años me llevó coger mi primer destornillador entre las manos. Pensaréis que es una broma… pues no. A ver, yo conocía (a nivel teórico) el funcionamiento de un destornillador, pero nunca había tenido que usarlo. Y entonces te enfrentas a tu primera prueba de fuego: montar una mesita de noche de esas que vienen ahora desmontadas y las instrucciones sin una sola palabra, solo con dibujos…

En esas instrucciones siempre aparece el dibujo de un tipo llamando por teléfono si tiene dudas para montar el mueble en cuestión. Pues cuando me pongo manos a la obra siempre acabo tentado a llamar por teléfono y decir: “verán, es que soy un inútil, no puede venir alguien a montarme la dichosa mesita”. “Ir, pueden ir, pero le costará más que la mesita”. “Bueno, pues entonces déjelo, ya me las apaño… o no”.

Pero ir a Comprar tacos para tornillos no está tan mal, entras en esas superficies tan bien iluminadas con tantas cosas: hasta 30 escobillas del baño… todo a lo grande. Y uno fantasea con dejar la casa como en las revistas de diseño. Pero luego uno despierta del sueño cuando recuerda que no prestó ninguna atención a su padre ‘bricoman’…

Zonas a las que se aplica una lipoescultura

Es una de las operaciones más demandadas en cirugía estética gracias a sus casos de éxito y a la satisfacción generalizada entre los pacientes. Hablamos de la liposucción que sigue atrayendo a muchas personas que quieren moldear su figura eliminando los depósitos de grasa del cuerpo. Pero, ¿sabes dónde se puede aplicar una lipoescultura?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cualquier tipo de intervención de cirugía estética debe ser aconsejada por un profesional. Aunque conozcamos a alguien que haya sido sometido a una liposucción con éxito y nosotros queramos seguir el mismo camino, antes hay que consultar a un profesional titulado.

Precisamente será el profesional el que nos indique las zonas en las que considera que la lipo puede ser más efectiva. En líneas generales, la liposucción caderas y la del abdomen es la más habitual entre las mujeres. Tanto las caderas como el abdomen son dos zonas en las que se suelen acumular depósitos grasos en las mujeres. La liposucción es una práctica habitual en estas zonas con una elevada tasa de éxito.

Así mismo, los muslos, los brazos o las nalgas son otras zonas donde también se suelen aplicar esta intervención entre las mujeres. Por último, aunque menos habitual, también las rodillas, las mejillas o el cuello pueden pasar por un lipo.

Entre los hombres, que son, aproximadamente, entre un 15% y un 20% de las operaciones, la liposucción es más habitual en el abdomen y el pecho. Hay que recordar, en este sentido, que muchos hombres han ido perdiendo ese tabú hacia los tratamientos estéticos y, particularmente, hacia las intervenciones quirúrgicas para mejorar el aspecto físico, como demuestran las diferentes estadísticas.

¿Existen muchas diferencias en la aplicación de la liposucción dependiendo de la zona del cuerpo? En general, el procedimiento es muy similar y no hay que tener cuidados diferentes independientemente de si es una liposucción caderas o abdomen.

Aunque la liposucción es una intervención quirúrgica y requiere tiempo de reposo, si seguimos las indicaciones del equipo médico-estético, en pocas semanas podremos hacer vida normal sintiéndonos más saludables y con un aspecto físico renovado.

Vida consumista

En los días en los que vivimos, estamos condenados al consumismo por todos lados hay ofertas amazon que nos invitan a gastar nuestro dinero en cualquier cosa que se les ocurra meternos por los ojos a los que idean los productos.

Está claro que los anuncios de la televisión son los mayores culpables de que se conozcan los productos que consumimos y que compramos a diario. Y lo más preocupante es que mucha gente cree que gastando en más y más cosas serán más felices, y es completamente al contrario, cuantas menos cosas tengas por las que preocuparte seguro que serás mucho más feliz y alegre.

Vayamos a donde vayamos nos bombardean con distintas promociones o ofertas para que sigamos consumiendo sin cesar, es cierto que hay algunas veces que es inevitable tener que gastar el dinero comprando cosas nuevas pero por lo menos yo intento que las cosas me duren el mayor tiempo posible, para así tener que gastar lo mínimo posible, porque ir de compras sobre todo de ropa no me gusta nada de nada, sólo pensar que tengo que ir a comprar ropa me pongo malo.

Por lo contrario hay muchísima gente a la que le encanta ir de compras y despilfarrar el dinero, lo más gracioso es que entre los que más les gusta ir de compras son amas de casa que no tienen trabajo, y como no saben lo que cuesta conseguir el dinero les da igual a la hora de gastarlo, pero mientras sus maridos se lo consientan lo seguirán haciendo.

Es innegable que vivimos en una sociedad de consumo en la que si no te gastas el dinero en vanalidades parece que eres tú el raro, pero no tú eres el normal, lo que no es normal es ir de compras por ir, sólo se debería ir de compras cuando las necesites y no comprar nada que no hayas pensado comprar antes de ir a la tienda, si no al final te acabas volviendo loco porque hay un montón de cosas que si tuvieses mucho dinero te las comprarías pero cada uno tiene que hacer frente a sus necesidades.