Organiza fiestas de disfraces terroríficas  

A pesar de que aún falta mucho para Halloween, lo cierto es que tenemos gusanillo de fiestas de disfraces terroríficas y temáticas y ahora será más fácil que nunca organizar una de estas fiestas gracias a los artículos y disfraces de fiesta de segunda mano. Y aunque por lo general solemos elegir disfraces terroríficos y que den un poco de miedo al resto de las personas, también podemos decantarnos por otro tipo de disfraces. Por ejemplo, ¿qué tal si este año nos decantamos por una fiesta de disfraces de los años 80 para pasar este tipo de fiestas?

Para ello, es necesario que nos documentemos un poco acerca de los personajes, de la cultura y de todo lo que tenga que ver con la década de los 80. Uno de los disfraces que podemos utilizar es el de convertirnos en Madonna por una noche. Y para ello, nada mejor que inspirarnos en su canción Like a Virgin y en su look durante esos años. Bastará con cardarnos el pelo un poco y echarnos mucha laca, utilizar sobra de ojos de un color oscuro, falda corta con leggins, pendientes largos y así tendremos nuestro disfraz listo con solo artículos de fiesta de segunda mano.

Pero si lo que nos gusta un disfraz en el que no se nos reconozca y queramos apostar por un gran maquillaje, podemos optar por el grupo Gene Simmons. Para ello, lo más esencial es que pintemos nuestra cara totalmente de blanco y luego añadimos estrellas en nuestros ojos de color negro.

Pero también hay muchas personas que quieren que este Halloween sea verdaderamente especial en muchos sentidos y también en lo que a su disfraz se refiere. Y para conseguir un gran efecto en nuestro disfraz, una de las claves es poner mucho más empeño en nuestro maquillaje de Halloween.

Nuestra imaginación es nuestra herramienta principal en este día preparado con artículos de fiesta de segunda mano en el que el automaquillaje se vuelve una parte importante de nosotros mismos. Pero si andamos cortitos de imaginación en ese momento, también podemos utilizar uno de los múltiples tutoriales de maquillaje de Halloween que podemos encontrar navegando en internet. Por ejemplo, si queremos parecer un muerto viviente, es necesario que pintemos nuestra cara de blanco y los labios morados.

En el caso de que nos disfracemos de esqueleto, que es algo muy común en esta fiesta, es necesario que además de pintar nuestra cara de blanco, utilicemos un lápiz negro para dibujar la cuenca de nuestros ojos, los labios e incluso los huesos de la tráquea, dando así la impresión de que somos un verdadero esqueleto andante. Si vamos de fantasmas, podemos pintar nuestra cara de blanco y la cuenca de los ojos de morado para dar más sensación de miedo y de profundidad.

Garantía de calidad en un coche de segunda mano

¿Te has planteado alguna vez que garantía tienen los coches de segunda mano? ¿Es igual comprar el vehículo a un particular que hacerlo en un concesionario o en una tienda de compra/venta de vehículos? Vamos a descubrir cómo funcionan las garantías de coches usados en los diferentes supuestos.
Vamos a imaginar que quieres comprar un focus de ocasión y encuentras una buena oportunidad con un particular. En este caso debes de saber que la ley te ofrece seis meses de garantía en la compra. Pero esta garantía solo cubre los daños que el vehículo pudiera tener antes de adquirirlo.
Uno de los principales problemas de la ley es que es obligación del comprador demostrar que el daño que sufre el coche era anterior a su compra, algo que puede ser muy complicado. Además, para reclamar el arreglo o una indemnización hay que presentar una denuncia.
Todo esto hace que en la mayor parte de los casos, el comprador quede en la práctica indefenso puesto que a no ser que tenga un informe realizado por un profesional previo a la compra en el que figure detalladamente el estado del vehículo le va a costar demostrar que el daño era anterior a la compra.
Ahora vamos a imaginar que se adquiere ese mismo Focus en una tienda especializada en compra/venta de vehículos. Ahí la ley ya nos ampara con un año de garantía y esta especifica todo lo que está cubierto.
Si durante este año aparece algún problema en el coche que no haya sido causado por nosotros o por una negligencia, podremos reclamar su arreglo de manera gratuita. Y sabemos que, en la gran mayoría de los casos, el proceso será muy sencillo y sin ningún tipo de problemas.
En el caso de que el Focus que vayamos a comprar sea un kilómetro cero o sea un vehículo semi-nuevo, es posible que se nos ofrezcan dos años de garantía, con lo cual estaríamos muy bien protegidos en caso de cualquier problema.
A veces, el precio barato en un coche vendido directamente por un particular esconde más problemas de los que pensamos, incluso si el vendedor no tiene mala fe en la transacción. Por eso, si se va a invertir dinero en un coche, siempre es mejor hacerlo con todas las garantías y las espaldas bien cubiertas para que lo que la compra sea un éxito.